Noticias

‘La voz en el vallenato’, el foro que hoy congrega a los cantantes

Los principales exponentes del vallenato se reunirán hoy, a partir de las 5:00 de la tarde, en el salón Fundadores del Club de Valledupar, en el marco del foro ‘La voz en el vallenato’, que busca resaltar, homenajear y engalanar el talento de quienes con sus voces le han dado vida al folclor vallenato.

Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta Díaz explicó que tradicionalmente el canto es la manera de expresar el sentimiento de los pueblos, “de tal manera que difundimos la poesía cantada, pues es más entendida por parte del espectador. Cada vez que uno cante y de acuerdo a cómo cante, genera momentos de alegría, entre otros sentimientos, por lo que los cantantes tenemos un compromiso grande; es un arte que amerita una responsabilidad mayor porque nosotros con el canto tenemos que expresar, que mostrar el sentimiento y que dignificar lo que sentimos. Cualquier verso que se construya debemos interpretarlo de una manera especial para tocar las fibras de los que los escuchen”.

Indicó el conocido ‘Pulmón de Oro’ que los primeros Juglares del folclor vallenato tocaban y cantaban, después la misma naturaleza de la música vio la necesidad de la figura del cantante porque no es igual si canta y toca, argumentando que “el hombre que tiene el acordeón en el pecho no tiene la misma facilidad de expresarse en canto una canción porque está concentrado en su instrumento; si solo toca tendrá una mejor ejecución y soltura. Hay acordeoneros que son aventajados en ese tema y pueden hacer las dos funciones al tiempo, como Alfredo Gutiérrez, que es un caso excepcional”.

Agregó que el tema no es cuestión de egocentrismo ni de egoísmo, porque el canto facilita que el espectador dirija sus miradas al cantante. “Yo soy de los que piensan que ambos (acordeonero y cantante) merecen la misma consideración y admiración. Para mí el acordeón es la matriz, es la base de la música; si no hay acordeón no hay canto, lo que le falta al uno lo tiene el otro. Hoy en día prima la voz, máxime cuando los cantantes se han pulido, haciéndose profesionales. Mi compadre Jorge Oñate y yo fuimos los autores de desprender el acordeón del canto. Yo, con apenas 17 años de edad, grabé con Colacho Mendoza, en 1979. Después Oñate grabó como cantante con Emilio Oviedo, percatándose que al hacer presentaciones con cantante y acordeonero se notaba más elegancia y profesionalismo a la agrupación, y así fue el cantante ocupando un lugar especial”, manifestó Zuleta.

Al analizar a los cantantes de la nueva ola, dijo que “ellos tienen su estilo, aunque salido de lo auténtico u ortodoxo, porque los cambios de generación traen eso. Los nuevos cantantes, por lo general, no saben cómo nacieron temas como: El testamento, Matilde Lina, La gota fría, Mi hermano y yo, La creciente del Cesar; ellos cantan simplemente por ganar plata. Algunos nacen con la vocación de cantar, otros lo miran desde un aspecto mercantil. Ellos lo hacen bien desde su generación porque el compositor de antes no creaba canciones con el signo de peso en su cabeza, sino que lo hacía por espontaneidad, porque se enamoraba de una mujer, se admiraba de los paisajes o le marcaban ciertos hechos”.

Enfatizó en que los cantantes veteranos les corresponde respaldar y querer a los nuevos cantantes, recomendándoles que deben miren para atrás para que no se pierda la esencia del folclor vallenato.

Entre tanto, Jorge Antonio González Oñate, más conocido como Jorge Oñate rememoró que “antes de que él se lanzara como cantante estaba: Miguel Yaneth, Lucho Sánchez, Isaac Carrillo, Alberto Fernández, y Ricardo Cárdenas. “Al salir yo como cantante, Dios me abrió las puertas para darle un giro a la música vallenata, es cuando se impone la voz junto con los hermanos López. En esta región no había conjuntos vallenatos de bailes o de casetas; había conjunto típico de caja, guacharaca y acordeón en los patios de las casas; cuando salgo yo, grabó temas, empezó el vallenato a surgir. En la Sabana habían varios artistas pegados como: Lisandro Meza, Julio De la Ossa, Alfredo Gutiérrez y Calixto Ochoa. Por lo anterior se puede decir que el vallenato se parte en dos: antes y después de Jorge Oñate, porque pese a que existieron cantantes antes que yo no habían logrado trascender”.

Para el ‘Jilguero de América’, en la actualidad hay cantantes muy buenos. “Ellos puede grabar todo lo que quieran, pero sin perder la esencia característica del vallenato, por lo que exhorto a las nuevas generaciones a que sean disciplinados, que tengan amor propio, no hacer este oficio por buscar dinero; aunque uno vive de su trabajo, hay que meterle corazón y pasión; no se debe perder el sentido de pertenencia cuando llegan la fama, ser humildes, estar con el público (que es quien lo sostiene) y con los periodistas (que lo difunden)”.

Agenda de foro

  • 5:30 p.m. Conversatorio ‘Historia del canto vallenato’, a cargo de José Atuesta Mindiola y Julio César Daza.
  • 6:00 a 7:00 p.m. Encuentro ‘Voces consagradas’, en el que estarán ‘El Pulmón de Oro’, ‘El Jilguero de América’, ‘La Voz Monera’, ‘La Voz Tenor’ y otros ilustres del cantantes del vallenato.
  • 7:00 p.m. a 7: 40 p.m. Ponencia ‘Inspiración y canto’, que tendrá como protagonistas a Gustavo Gutiérrez, Deimer Marín, Israel Romero, Ivo Díaz y Fabián Corrales.
  • 7:40 a 8:20 p.m. Panel ‘Tradicional y Nueva Ola’, con Rafael Santos, Churo Díaz, Jean Carlos Centeno, Peter Manjarrés y Efraín Corrales.
  • 8:20 a 9:00 p.m. ‘Musas a intérpretes’, con la presencia de Karen Lizarazo, Carolina Celedón, Rita Fernández y Yadith Muegues.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *